viernes, 27 de marzo de 2009

Concierto de cuencos de cuarzo

Si la única oración que dijera en toda la vida fuera: ¡Gracias!, bastaría.

1 comentario:

MI NOMBRE AQUÍ ES SERGI dijo...

Gràcies per la teva entrega i dedicació.
Ets increible!!!
T'estimo!!!!!!!!!!!!!