martes, 21 de abril de 2009

"No sé quién crees ser ni cómo crees ser, pero permíteme expresarte todo el amor que siento por ti. Todo el universo te ama completamente sin reservas y yo me uno a él. No tengo nada más que ofrecerte, pues es lo único que soy. Tú eres mi salvador al permitirme sentir esto por ti. No existe nada más: sólo tú y yo, unidos en este instante en el que nos encontramos ahora. Ningún pensamiento o acción que lleves a cabo puede afectar a este instante ni a lo que Dios piensa acerca de ti. Únete a su Mente. Acepta tu inocencia. Acepta ahora tu realidad y muéstrale al mundo del que vienes quién eres."
"Un Puente a la Realidad" pág. 148.

3 comentarios:

josh dijo...

si,si, y si!

Jonas :D dijo...

vengo a confirmar lo que Una Sola Voz dijo:

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

paz dijo...

Sin palabras y casi sin aliento!!!!!!
Gracias